Los perros no pueden decirnos con palabras cómo se sienten, si están enfermos o si les duele algo. Sin embargo, si sabemos mirar, nos pueden decir estas cosas de otras muchas maneras. En muchas ocasiones se atribuyen problemas de comportamiento o un carácter “difícil” a una mala educación, a la raza o simplemente a la personalidad del perro. Sin embrago, muy pocas veces pensamos en la existencia de una enfermedad como la causa de estos comportamientos, incluso muchos educadores caninos obvian esta posibilidad. No se trata de diagnosticar, pero observando a nuestro perro podemos descubrir algunas pistas que nos indiquen que pueda existir un problema. Debe ser siempre el veterinario el que después examine al perro y valore su estado de salud.

¿Cuáles son las señales que deben alarmarnos?

– Perros con carácter gruñón, irritable. Podrían padecer dolor crónico. – Perros que muestran comportamientos agresivos repentinamente cuando nunca antes lo habían hecho. – Mi perro no se deja tocar ciertas partes del cuerpo, incluso gruñe o intenta morder y antes no lo hacía – Perros que pasan de la calma, incluso de estar tumbados, a levantarse e intentar morder sin motivo y sin previo aviso, incluso a objetos inanimados – Mi perro se gira de repente como asustado y lanza mordiscos al aire – Perros con una marcada curvatura de la espalda o patas demasiado rígidas – De repente no quiere subir al coche o al sofá, no quiere sentarse, etc Estos signos pueden indicar que el perro sufre dolor o molestias, y puede ser la causa de alteraciones del comportamiento. Displasia, problemas de espalda, contracturas, etc son mucho más frecuentes de lo que pensamos y no son diagnosticadas ni tratadas porque no nos damos cuenta, simplemente pensamos que nuestro perro tiene mal carácter o que se hace mayor. Otros señales más sutiles, pero fáciles de ver si conocemos bien a nuestro perro, son animales que antes eran cariñosos y confiados y ahora se vuelven asustadizos, desconfiados y desobedientes incluso con los miembros de la familia. Un perro así podría estar perdiendo audición. Por otra parte, perros tranquilos que son atacados sin razón por otros perros también podrían sufrir problemas de espalda o en otras partes del cuerpo, ya que esto les hace adoptar una postura rígida que otros perros interpretan como una amenaza.

El estrés y los problemas de comportamiento

El estrés y los problemas de comportamiento

Pese a su mala fama, el estrés es necesario para vivir. Es una respuesta natural del organismo ante cualquier cambio o situación nueva. Prepara y activa al organismo para la acción, ya sea correr detrás de una pelota o prepararse para ir a trabajar. Esta activación...

Los mitos de la dominancia

Los mitos de la dominancia

Desde hace varias décadas (un largo lapso de tiempo, pero minúsculo si lo comparamos con el tiempo que la humanidad lleva conviviendo con los perros), se han popularizado ciertas teorías que se han anclado profundamente en la cultura popular. Lo curioso es que la...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies